Juez John Kastrenakes y Deandre Somerville

Deandre Somerville fue seleccionado para formar parte de un jurado civil en agosto. Pero cuando se quedó dormido para el juicio, tuvo que pasar 10 días en la cárcel, a pesar de no tener antecedentes penales.


El joven de 21 años de West Palm Beach, Florida, fue convocado para una audiencia en la corte el mes pasado. Un juez de circuito le preguntó a Somerville por qué no se presentó al juicio civil por el cual había sido jurado como jurado.

El joven confesó al juez que se quedó dormido y que no se percató de la seriedad de no asistir al juicio. El juez le preguntó si tenía antecedentes a lo que contestó que nunca había sido arrestado.

El juez sentenció a Somerville a 10 días en la cárcel, 150 horas de servicio comunitario, una disculpa escrita de al menos 100 palabras, un año de libertad condicional y $ 233 en honorarios, según los registros judiciales alegando que por culpa de Somerville el juicio se retrasó 45 minutos.

El caso de Somerville provocó indignación en las redes sociales, y muchas personas calificaron su castigo de manera desproporcionada con respecto al delito y señalaron que tener un delito menor en su registro afectaría sus perspectivas de empleo.


Somerville apeló la sentencia en la corte, pero no antes de que ya hubiera pasado 10 días en la cárcel. El juez accedió a rebajar el tiempo de probatoria pero mantuvo el resto de la sentencia dejándole al joven record criminal alegando como cometió un delito muy serio.

Una petición en la plataforma Change.org pide que se castigue al juez por una condena desproporcionada y que se le retiren todos los cargos a Somerville.