Sydney Raley de tan solo 15 años empleada de McDonald ‘s en Eden Prairie, cerca del sur de Minneapolis se convirtió en la heroína este sábado al auxiliar a una clienta que se estaba ahogando con un Nuggets de pollo.


 Explica Sydney a CNN: «Ella estaba tosiendo como loca, y noté que tenía arcadas», le dijo Sydney a CNN. «Su hija estaba en el asiento del pasajero y se veía muy asustada. Inmediatamente supe ‘Oh, no, se está ahogando».

La jovencita saltó por la ventana para auxiliar a la clienta mientras que al mismo tiempo indicaba llamaran al 911.

Según cuenta Sydney a CNN le aplicó a la clienta maniobras de salvamento que aprendió a los 11 años en una clase de niñera de la Cruz Roja, al ver que no lograba resultados se auxilió de un transeúnte para que la ayudara:

«Trabajamos juntos y pudimos sacar con éxito la comida de su garganta»

La clienta dijo sentirse muy agradecida con la joven empleada cuando por fin pudo respirar.


 En recompensa dos policías se presentaron en el lugar para ver cómo se encontraba la señora y felicitaron a la salvadora entregando además $100 dólares que tienen en fondo para casos como estos donde las personas prestan sus servicios auxiliando a personas en la comunidad:

‘Felicitaciones, eres un salvavidas; eres un héroe'», dijeron los policías.

Los padres de Sydney dijeron a CNN:

Había una ambulancia y un coche de policía sentados allí y miré a mi esposa y le dije: ‘Por favor, dime que eso no es algo para Sydney'»,  «Y, efectivamente, Sydney está sentada afuera esperando que la recogiéramos y nos dice: ‘Entonces esto fue lo que pasó hoy”

También cuentan que su hija fue diagnosticada con autismo:

«Siempre nos preocupamos de que fuera un desafío para ella, y ha hecho un giro de 180 grados», «De hecho, ha sido una bendición y un regalo en este momento. Todas las cosas que nos preocupaban nunca sucedieron»

El dueño del negocio Paul Ostergaard hizo una declaración escrita a CNN:

«Sydney realmente personifica lo que es ser un héroe y somos increíblemente afortunados de tenerla como un miembro del personal altamente valorado en la ubicación de nuestro restaurante Eden Prairie. Estamos emocionados de ver todo el reconocimiento bien merecido que ha recibido de la comunidad y continuará celebrando sus valientes esfuerzos de literalmente saltar por la ventana del drive-thru para brindar ayuda a un cliente que lo necesita»