Una joven que estaba en una balsa en un lago del condado Lake, cerca del bosque nacional de Ocala, se trepó en un árbol y no pudo bajar tras el acecho de un caimán.


La madre de la joven de 15 años llamó al 9-1-1 para pedir ayuda “¡Es una emergencia! «Estoy en Freak Creak… Mi hija está atrapada en un árbol y hay cocodrilos que la rodean y no podemos sacarla. Por favor, ella tiene quince años» dijo la llamada.

Al llegar la policía la joven estaba agarrada a una rama desesperada por el susto.

Las autoridades intentaron que el caimán se fuera, pero terminaron disparándole y matando al animal.