Joven cubano harto del confinamiento califica de «absurdo» el toque de queda en La Habana, mientras existan las colas durante el día/Imágenes tomadas de redes sociales

Joven cubano harto del extenso confinamiento por la pandemia de Covid-19 en La Habana, califica de «absurda» la medida de toque de queda en la capital, que no permite los cubanos transiten por la calle entre las 7:00 pm y las 5:00 am.


«Ya esta situación de encierro me tiene harto, no solo por estar encerrado sino porque no se ve la luz al final del túnel, hay que decirlo las medidas de 7 pm a 5 am han resultado una de las medidas más absurdas que se han hecho, el propósito de ellas por más que he intentado buscarle lo bueno y lo que nos beneficia a todos no se lo encuentro», expresó en sus redes sociales Jorge Luis Arias, a modo de queja junto a una imagen de una cola para comprar detergente en Guanabacoa.

Ya esta situación de encierro me tiene harto, no solo por estar encerrado sino porque no se ve la luz al final del…

Posted by Jorge Luis Arias on Monday, September 28, 2020

«Está bien que prohibieran fiestas privadas y públicas (la de las casas, la de los parques, las discotecas y los bares) pero no poder salir de tu casa y si lo haces 2.000 o 3.000 pesos de multa es por lo mínimo injusto y cruel cuando el salario promedio de un trabajador es de 800 pesos al mes», añadió.

Arias dijo que la medida es un sinsentido, mientras existan largas colas a lo largo y ancho de Cuba, para comprar los productos más básicos, ya que en las mismas se aglomeran «mínimo 220 personas» sin respetar muchas veces el distanciamiento social.


«Es hora de que ya lo abran todo si no son capaces de abastecer las tiendas, que ahí por más que digan que no, es donde se están efectuando los mayores focos de contagios. Decir públicamente que el pueblo es indisciplinado es mínimo una reverenda falta de respeto, porque no solo la gente se contagia de 7 pm a 5 am como ya lo dije anteriormente, la gente también se contagia en las colas para todo, vaya que hasta en el banco para sacar o entrar dinero hay colas kilométricas», precisó.

Desde que el pasado 1 de septiembre entraran en vigor las medidas del segundo confinamiento en La Habana, ha crecido la crispación de los isleños por el aumento de la represión y la prolongada escasez.