El lanzador cubano, José Ariel Contreras, ganador de 78 partidos en las Grandes Ligas de béisbol, confiesa después de las glorias vividas que lo mejor que le puede suceder es poder viajar a su tierra.


Visitando la Isla, luego que desde hace cuatro años no viajara a la Mayor de las Antillas, en su casa en Pinar del Río conversa con Cibercuba.

El reportero le pregunta qué lo trajo a Cuba después de su visita en 2013.

“Aquí está mi gente, aquí está mi familia, mis amistades, y también para estar en el Juego de las Estrellas, para mí es un gran privilegio, un gran honor estar aquí”, afirma el estelar pelotero cubano.

Sobre la actualidad de las notas cubanas, Contreras comenta que siempre las ha seguido, a través de internet y de las diversas formas que hay para seguirlas.


“Trato de ver todos los partidos, y llamo y estoy al tanto de cómo va la serie”.

A la pregunta del estado de la pelota en Cuba en estos momentos, con respecto a la que él dejó hace diez años, el lanzador opina.

“Creo que el béisbol baja y sube, en los años setenta el equipo Cuba era un equipazo, en los años `80 fue bajando, y es así el béisbol baja y sube, es normal. En todos los lugares pasa, pasa en las Grandes Ligas, en Japón…y aquí ha pasado ahora, creo que no hay el mismo nivel. Pero yo creo que ahorita, el equipo a nivel de la serie nacional, y del equipo Cuba, el nivel debe subir un poquito más”.

Sobre su retirada del deporte hace más de un año, el deportista pinareño habla:

“El béisbol es mi vida, yo tengo que estar en un terreno, ya no puedo lanzar, tengo 46 años, los años no pasan por gusto, pero creo que puedo aportar mucho al béisbol. Yo voy a morir en un terreno, creo que puedo ayudar mucho a los muchachos jóvenes; tengo dos niños, uno de once años que está jugando también, y bueno definitivamente tengo que estar con ellos”.

Acerca de la pregunta qué siente Contreras al regresar a su tierra natal y reunirse con su gran amigo Pedro Luis Lazo, que está dirigiendo el equipo de Pinar del Río, el pitcher conversa:

“Yo salí de Cuba en el año 2002, regresé en el 2013, me pasé 11 o 12 años sin venir, y al principio pensé no iba a poder regresar nunca “por la situación que todo el mundo conoce”, y me dolía, aquí está mi familia, amistades, la gente con que fui a la escuela, y doy gracias por poder volver. Mañana voy para el estadio, a estar con mi gente, a disfrutar del juego y apoyarlos”, dice el pelotero refiriéndose al Juego de las Estrellas en Pinar.

El estelar lanzador cubano asistió al encuentro entre occidentales y orientales, que tuvo lugar ayer domingo en el estadio Capitán San Luis, en el que según recogió el diario oficialista Granma, los occidentales sufrieron castigo de seis anotaciones el domingo, suficientes para que Orientales tomara la delantera 15-14 en el cómputo global de los Juegos de las Estrellas.