Jeremy Meeks, quien se hizo famoso mientras estaba en la cárcel cuando la foto de su ficha policial se hizo viral por su atractivo ahora disfruta de lujos gracias a una exitosa carrera como modelo.


En su cuenta de Instagram Jeremy Meeks muestra su vida actual rodeada de lujo manejando un autos Maserati de un valor de 150 mil dolares y una lujosa mansion.

Good to be home

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on


God is good

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

#maseratimeeks

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on