El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, dijo el jueves que el Gobierno cubano podría detener los ataques a funcionarios estadounidenses en La Habana, y no lo ha hecho hasta ahora.


«Creemos que el gobierno cubano podría detener los ataques a nuestros diplomáticos», dijo el general Kelly a la prensa sin añadir más detalles.

«En un país pequeño como Cuba, donde el gobierno sabe muchas cosas que ocurren dentro de sus fronteras, debe tener más información de la que nosotros tenemos conocimiento en este momento», dijo.

El Departamento de Estado retiro a un gran número de su personal diplomático en la embajada de La Habana obedece porque Cuba «es incapaz» de protegerlos.