Alrededor del 90 por ciento de los grandes depredadores marinos han desaparecido de los arrecifes caribeños debido a la pesca indiscriminada, lo que puede desequilibrar el ecosistema, según una publicación especializada.

Investigadores del Centro para la Diversidad Biológica, el Instituto Smithsonian y la Universidad de Carolina del Norte analizaron durante tres años decenas de corales de Estados Unidos, México, Cuba, Bahamas y Belice para elaborar su estudio «La reducción de los depredadores de peces y el potencial de recuperación en los arrecifes del Caribe», de acuerdo con la revista Science Advances.

El estudio verificó que estos grandes depredadores siguen poblando las aguas protegidas y con estrictas regulaciones para la pesca, por lo que señalan que otros arrecifes de coral en la región pueden recuperarse, siempre que se tomen las medidas pertinentes.