Jenny Hernández Capote, cubana de 25 años, denunció que agentes de ICE la engañaron y separaron de su familia.


Hernández quien dio a luz a un bebé que nació con un problema en el corazón pide a las autoridades que tengan «clemencia» y liberen a su esposo.

«Espero que ICE tenga un poco de consideración y humanidad, de perdida con mi niño que sufre de un soplo del corazón, tiene un problema en su cabeza y malformaciones en ambas manos» dijo la joven a la agencia de noticias Efe.

«Hicimos todo de acuerdo a lo acordado, estábamos en una lista, nos presentamos con CBP (la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) cuando nos tocó la cita, los mismos agentes de migración nos dijeron que no nos iban a separar porque éramos familia, además que yo estaba en embarazo. Y nos mintieron» denunció la joven.

Hernández fue liberada con un permiso temporal a causa de su embarazo para que pudiera dar a luz fuera del centro de detención de ICE.


Ella y su abogado han pedido la liberación del esposo para hacer pruebas al padre y determinar el mejor tratamiento para el niño pero según las autoridades hasta el momento se han negado reportó El Nuevo Herald.

Con el fin de la política de pies secos pies mojados por la Administración Obama y el endurecimiento de la política migratoria por la Administración Trump los cubanos que llegan a la frontera son rara vez liberados y los casos de asilo en su mayoría denegados.

Abogada Claudia Canizares explica que hacer si es detenido por ICE