El pasado año se registró en Florida el índice de criminalidad más bajo en 47 años, con una disminución del 6% con respecto al año anterior.

Hubo un descenso en casi todos los tipos de delitos, excepto las violaciones de acuerdo al informe anual sobre la materia presentado este miércoles por Rick Scott, gobernador del estado.

En una ceremonia en Jacksonville (nordeste del estado), Scott mencionó que desde que asumió el cargo de gobernador en 2011, el índice de criminalidad ha descendido un 27%, a causa de una continuada inversión en búsqueda de la seguridad.

El gobernador de Florida se siente “orgulloso” según un comunicado de haber destinado más de 5.200 millones de dólares a la seguridad pública este 2018.


En la ceremonia Pam Bondi, Fiscal General del estado, y otros funcionarios rindieron homenaje a los más de 45.000 oficiales de las fuerzas de seguridad del estado del sol, y principalmente a los cinco “héroes” que murieron en el servicio a lo largo de este año.

Unos 612.374 casos de delitos fueron denunciados en Florida el pasado año, de ese total, 526.816 fueron delitos contra la propiedad y los restantes 85.558 fueron crímenes violentos, recoge el Uniform Crime Report, que se realiza siguiendo los parámetros del FBI.

En la cifra de denuncias se reportó una disminución del 4.5% respecto a 2016, y comparándose con los índices de criminalidad, la disminución es del 6%, lo que se traduce en 2.989,5 por cada 1.000 personas frente a 3.181,4 hace dos años atrás.

Uniform Crime Report cifra en 711.831 las personas detenidas el pasado año en Florida, lo que significa un 2% menos que en 2016, que se reportaron 726.494.

En comparación con 2016, todas las categorías de delitos establecidas en el informe descendieron, con excepción de las violaciones, que se estiman en un total de 7.934, lo que se traduce en un 4.6% más que en 2017.

Los asesinatos disminuyeron en el mismo porcentaje 4.6%, por su parte los robos se redujeron un 7.7%.

En el apartado de violencia doméstica, en 2017 las denuncias por este tipo de hechos aumentaron un 1.3%, contabilizados en 105.640 incidentes de esta índole.

(Con información de Diario Las Américas)