Un informe sobre Cuba del Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial dado a conocer este jueves dijo que la población negra en la isla sigue siendo víctima de racismo y discriminación estructural.

El informe dice que la situación es producto del legado histórico de la esclavitud, que se pone de manifiesto en la brecha de desigualdad en el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales de esta población en relación del resto, señala una nota de prensa en el sitio de noticias en español de la ONU que cita cifras del Banco Mundial.

«Preocupan profundamente al Comité las alegaciones de actos de acoso, hostigamiento, intimidación, amenazas, descalificación y criminalización en contra de defensores de derechos humanos, en particular contra líderes de la sociedad civil, periodistas, comunicadores y defensores de derechos humanos que trabajan en contra de la discriminación racial y en favor de los derechos humanos de los afrodescendientes», dice el documento.

«En particular, el Comité nota con preocupación la información recibida sobre la restricción impuesta a los defensores de derechos humanos para viajar y poder participar del examen que este Comité ha llevado a cabo con relación al informe presentado por el Estado. El Comité lamenta que el Estado no reconozca la ocurrencia de estos actos, y que por tanto no haya tomado medidas para investigarlos ni prevenirlos», subraya el documento.


El informe deja recomendaciones para Cuba:

a) Adopte medidas efectivas y oportunas para prevenir actos de acoso, hostigamiento, intimidación, amenazas, descalificación y criminalización en contra de defensores de derechos humanos, en particular contra líderes de la sociedad civil, periodistas, comunicadores y defensores de derechos humanos que trabajan en contra de la discriminación racial y en favor de los derechos humanos de los afrodescendientes;

b) Establezca un mecanismo nacional de protección de defensores de derechos humanos independiente , así como estrategias apropiadas de protección y prevea la asignación de recursos humanos, financieros y técnicos adecuados para su funcionamiento efectivo;

c) Investigue todo acto de acoso, hostigamiento, intimidación, amenazas, descalificación y criminalización cont ra defensores de derechos humanos, y castigue debidamente a los responsables;

d) Adopte las medidas necesarias para que los defensores de derechos humanos , en particular los líderes de la sociedad civil y defensores de derechos humanos que trabajan en contra de la discriminación racial y en favor de los derechos humanos de los afrodescendientes, no sean objeto de restricciones arbitrarias para poder asistir y participar en las reuniones y trabajos que realizan los mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos;

e) Realice campañas de información y sensibilización sobre el trabajo fundamental que realizan los defensores de derechos humanos, a fin de fomentar un entorno seguro y propicio que les permita llevar a cabo su labor, libres de todo tipo de intimidación, amenazas, ataques y represalias.

El Comité de ONU instó a las autoridades cubanas a incluir una definición y prohibición clara y explícita de discriminación racial en la elaboración de una nueva Constitución y Código Penal del país.