Foto: Instagram / noemimisma

El miércoles la influencer española Noemí Navarro alertó a turistas que visiten Cuba cuál es la mejor moneda que deben llevar y como es el mecanismo más adecuado a la hora de cambiarla en pesos cubanos, “Ojito al peso cubano”, dijo.


«La moneda que tienen allí es el peso cubano pero ojito. Mi recomendación: vosotros pueden pagar en euro, los dólares no te los cogen, en algunos sitios, en otros no porque son americanos. Tú puedes pagar en euros y sino en pesos cubanos. Pero ojito al peso», comentó la española en sus Stories de Instagram.

Según recomienda la influencer, en redes sociales puede encontrarla como @noemimisma:

«Lo que tienen allí es el peso cubano pero tienes que tener cuidado porque si lo cambias en el banco allí o aquí o en algo que sea estatal te lo van a cobrar cuatro veces más caro. Entonces tienes que cambiarlo en la calle pero cuidadito no se lo puedes cambiar a cualquiera, tienes que buscar a alguien de confianza (tu guía)»

El Toque, medio independiente, que mantiene informado sobre el valor de la Moneda Libremente Convertible (MLC), el euro el miércoles tenía un valor de 118 pesos cubanos, mientras que el Banco Central de Cuba (BCC) lo cambiaba por 25.39 pesos cubanos o Moneda Nacional (MN).

La influencer española Navarro hace sugerencia de cual moneda llevar, basada en su propia experiencia:


«Con tarjeta en la mayoría de los sitios no se puede pagar con contactless ni muchísimo menos. Es tarjeta física ahí metiendo tu número. Mi recomendación es que vayan con euros cambiados en billete de cinco. Todo lo que podáis de cinco euros mejor porque es el cambio más fácil»

«Yo iría cambiando a medida que vayáis necesitando. Es al menos lo que yo he hecho, como mucho cambié unos 200 euros a pesos cubanos y de ahí fui tirando. Lo que podía pagar en euros sin que me hicieran el chanchullo y me cobraran caro lo pagaba en euros y lo que no lo pagaba en pesos. Creo que fueron unos 200 euros»

También Navarro recomienda  no viajar a la Isla con más de 400 euros:

«Pensar que de esos 400, yo me gasté 100 en ir a Tropicana. Bueno, 95. Pero pagué los taxis, las comidas. En Varadero no te gastas absolutamente nada, en La Habana un poco más»

Durante su estancia en La Habana que fueron tres días uno recorrió La Habana Vieja con un guía, «El segundo día nos cogió un transfer privado y nos llevó a Viñales (Pinar del Río) que son tres horas desde La Habana ida y tres horas vuelta. Es la parte más rural, con la excursión a caballo, ver cómo hacen el tabaco, el café».

«El tercer día fue para ver más La Habana a tu aire sin guía y sin nada. Notamos que la gente se acercaba mucho más. Sin guías se acercan mucho más los cubanos»

Sobre el transporte contó que «Los trayectos siempre fueron en un transfer privado o en un taxi privado, autobús hubo uno pero era contratado por la agencia y si no en el descapotable para movernos y listo. Nada público».

«Los cubanos no son peligrosos: son insistentes, eso sí, y muy salaos. Por la noche no me gusta salir y me movía en taxi del restaurante al hotel»

Sobre su impresión al visitar La Habana comentó:

«Lo que yo viví allí no me lo esperaba para nada porque tenía en mente que era una ciudad colonial, muy colorida, y lo que me encontré allí fue una pobreza extrema. Son casas que están habitadas. Las personas allí viven en estas condiciones de escasez de recursos extrema», «Lamento muchísimo no haber contado con esta información porque creo que hubiera llevado mucho más medicamentos, más ropa toda para dejarla allí. Ni caramelos ni bolis (bolígrafos), cosas que de verdad sirvan»

No obstante recomienda a los turistas viajar a Cuba para ayudar.