Pasaporte cubano. Foto: Cuba en Miami

Indignada una cubana en redes sociales, tras enterarse lo que el régimen de La Habana le quiere cobrar, porque debido a la pandemia de Covid-19 no ha podido viajar a la Isla, para resguardar su residencia en el país caribeño, la cual se vence a los dos años de no haber ingresado a territorio cubano.


«Hoy #12OctubreNadaQueCelebrar el @Consulcuba_BCN me informa finalmente cuánto tengo que pagar para no perder mi ciudadanía cubana por no poder regresar a Cuba en medio de una pandemia. Hace una semana me informaban que no había que hacer ningún trámite», indicó en Twitter la mujer identificada como Salomé.

Según le informó el Consulado cubano en España a Salomé, «los ciudadanos cubanos próximos a cumplir los 24 meses de estancia ininterrumpida en el extranjero, no necesitarán solicitar prórrogas a partir del 19 de marzo de 2020 y podrán permanecer fuera de Cuba hasta nuevo aviso, manteniendo su condición de residentes permanentes en el territorio nacional».

No obstante, una semana después la oficina consular aclara a la isleña, que de acuerdo a lo que se anunció ayer 12 de octubre, en la Mesa Redonda informativa, los cubanos que han estado más de 24 meses sin ingresar a la Isla, tienen que solicitar una prórroga de estancia a través de la Embajada de Cuba en el país en el que se encuentren.


En el caso de Salomé que se le venció el tiempo el pasado 4 de octubre, cuando ella tenga definida la fecha en que viajará a la Isla, debe comunicarse con el Consulado, o de igual modo hacer un trámite por mensajería. Proceder a pagar 25 euros para la prórroga, y 40 por cada mes que estuvo sin viajar a Cuba. En su caso si quisiera viajar al país comunista en diciembre, debe pagar la cantidad de 40 euros por noviembre y por el último mes del año.

«Me pregunto: ¿por qué tengo que pagar para mantener mi ciudadanía cubana? No tengo otro pasaporte o residencia ni soy exiliada, soy una estudiante en situación precaria en un país donde mi situación no interesa. A los gastos mensuales de renta, comida y matrícula tengo que sumar €40 4/», lamentó Salomé.