Ileana Ros-Lehtinen fue galardonada con el Premio Manwaring, creado para honrar a los legisladores y funcionarios públicos que han logrado un liderazgo excepcional y dedicación para asegurar y salvaguardar la libertad en las Américas, y específicamente en el hemisferio occidental.


“El Dr. Manwaring ha estado a la vanguardia de la lucha contra los desafíos de seguridad del Hemisferio Occidental en su distinguida carrera y es un honor recibir un premio en su nombre”, dijo la cubanoamericana.

En un mundo cada vez más globalizado, Cuba juega un importante rol en los desafíos de seguridad en América Latina, dijo la representante republicana Ros-Lehtinen.

“Cuando hablamos de los desafíos de seguridad en América Latina es difícil no comenzar con Cuba”, explica la cubanoamericana.

La republicana también pidió que los Estados Unidos y sus aliados occidentales y democráticos intensifiquen sus esfuerzos contra otras naciones de América Latina aliadas de Cuba.


En discurso ante el Foro de Seguridad del Hemisferio Occidental 2017, prosiguió Ros-Lehtinen:

“Al igual que muchos cubanos que vinieron a Miami, mi familia y yo tuvimos la suerte de escapar del brutal régimen de Castro”, acotó. “Un régimen que, como hemos visto a lo largo de los años, hará lo que sea necesario: asesinato, espionaje, propaganda, represión, para mantenerse en el poder.
Justo ayer me encontré con disidentes cubanos y ex presos políticos que describieron los crímenes de lesa humanidad y eso todavía está sucediendo en la Isla”.

La congresista anunció que se jubilará en 2018, luego de servir en el Congreso durante más de tres décadas.

Lehtinen también se refirió a la Administración Obama, diciendo que hizo “una concesión tras otra sin exigir nada a cambio”.

Con respecto al contraste con el Gobierno de Donald Trump dijo: “La administración actual está intentando corregir eso. El Presidente ha tomado la decisión correcta de retirar a muchos de nuestros diplomáticos como resultado del rol del régimen en el ataque sónico contra nuestro personal que ha impactado a docenas, muchas de ellas con daños de por vida. También expulsó a funcionarios del régimen de Estados Unidos, revocó algunas reglamentaciones y, lo que es más importante, su administración ha expresado su solidaridad con el pueblo de Cuba y no con sus opresores. Permítanme ser claro: Castro es un enemigo declarado de nuestra nación; Cuba no ha hecho nada para proteger a nuestros diplomáticos; y el aparato militar y de inteligencia de Cuba ha exportado sus tácticas abusivas y actividades de espionaje en todo el Hemisferio”.

(Con información de Martí Noticias)