Luego de 16 años de trabajo para la compañía de telecomunicaciones AT&T, Jonan Díaz de Miami fue despedido tras ser denunciado por un amiga con quien intercambió una serie de mensajes en un chat privado de Instagram.


Díaz contó a Telemundo51 como una conversación privada en la cual él daba su opinión culminó con su despido cuando fue denunciado en Twitter.

«Ese día ella decide tomar una foto de la conversación que nosotros teníamos… y se va a Twitter, hace un post con una foto de esa conversación y le hace un tag a AT&T con una acusación que yo soy racista», dijo Diaz refiriéndose a su amiga Darsell Obregón con quien conversaba por mensaje privado.

El mensaje denunciado leía «ninguno de los HP’s destruyendo ciudades vivieron eso» se refiere Diaz a la esclavitud y a las personas de la raza negra que protestan en las calles. Díaz pide que dejen de hacerse las víctimas. «los negros se sienten discriminados porque han sido criados como si aún tienen cadenas puestas», añadió. 

Poco después del tuit original, Obregón volvió a presionar a AT&T a tomar acción y la empresa respondió: «Esto no se alinea con nuestros valores fundamentales. Investigaremos más a fondo y tomaremos las medidas adecuadas».


Dos semanas después Díaz fue despedido. La empresa le dijo que fue despedido porque violó la política de redes sociales y el código de conducta de la compañía que aplica al comportamiento de las personas no solo durante el trabajo pero también fuera del horario laboral.

En un comunicado enviado a Telemumdo 51, AT&T dijo: “No toleramos el odio y la discriminación en el lugar de trabajo… llevamos a cabo una investigación exhaustiva y tomamos las medidas apropiadas basadas en más que sus comentarios”.

Obregón, que publicó el tuit, luego lo borró y envió otro a AT&T afirmando que había sido un malentendido. Telemundo 51 intentó hablar con ella, pero no contestó a los mensajes. 

Diaz dijo que Obregón nunca pudo aclarar el supuesto malentendido con AT&T porque según él, no la entrevistaron. Simplemente tomaron la decisión de despedirlo.

En los papeles de despido, AT&T dice que Jonan violó una regla durante la investigación que le prohíbe comunicarse con la persona que lo acusó. Él dice que se refieren a un correo que Obregón le envió a la investigadora de AT&T retractándose, algo que, según él, gestionó su hermana.