En mayo pasado Charles Dudley compró un Powerball Quick Pick, al detenerse en una gasolinera Georgetown de Shell, en Connecticut, mientras tomaba un helado, guardó el boleto en su billetera, y se olvidó totalmente de aquella compra, hasta que hace tan sólo unos días limpió su monedero, y se dio cuenta de que entre muchos recibos estaba el que lo haría afortunado de la noche a la mañana.

«Revisé los números ganadores en el sitio web de la lotería y no lo podía creer», contó el hombre.

«Lo vi una y otra vez. Los números eran una coincidencia», añadió el ganador.

Aunque el sorteo fue en mayo, los números ganadores del día 2 de ese mes resultaron 5 – 14 – 31 – 40 – 50 y Powerball 6, el boleto del hombre olvidadizo coincidía con los primeros cinco números.


Apenas 23 días faltaban para que el premio expirara, pero a Dudley le dio tiempo a reclamarlo.

Localizada en el 912 de Danbury Road en Wilton, la gasolinera de Georgetown Shell recibirá 2.500 dólares de parte de la Lotería de Connecticut, por vender el boleto ganador.

(Con información de Mundo Hispánico)