Hillary Clinton ha criticado abiertamente al senador demócrata Bernie Sanders en un nuevo documental, diciendo que «a nadie le gusta» y rechazando en una entrevista con The Hollywood Reporter decir si ella lo respaldaría y haría campaña por él en el caso de que resulte el candidato demócrata elegido para las próximos elecciones.


«Estuvo en el Congreso durante años. Tenía un senador que lo apoyaba. A nadie le gusta, nadie quiere trabajar con él, no hizo nada», dijo Clinton en documental de Hulu de acuerdo al The Hollywood Reporter. «Era un político de carrera. Todo es una tontería y me siento tan mal que la gente se dejó atrapar».

Los comentarios en el documental están dirigidos directamente a la naturaleza de su campaña central la cual es descrita como la de: un político de afuera que promueve un cambio revolucionario.

Las palabras de Hillary llegan a solo escasas semanas de las elecciones en Iowa, determinantes para los candidatos demócratas.

«No es solo él, es la cultura que lo rodea. Es su equipo de liderazgo. Quienes lo apoyan y sus implacables ataques contra muchos de sus competidores, particularmente las mujeres», dijo Clinton, antes de sugerir que el mismo Sanders fue cómplice en la promoción de esas voces.


Sanders recientemente negó haberle dicho a Elizabeth Warren, su amiga y aliada política desde hace mucho tiempo, que no creía que una mujer pudiera ganar la presidencia. Warren ha dicho públicamente que Sanders le contó esto durante una reunión en el 2018.

Clinton dijo que la conducta de Sanders era parte de un patrón.

«Entonces, esta discusión sobre si dijo o no cuando dijo o no que una mujer no podía ser elegida, es parte de un patrón», dijo a la THR. «Si se tratara de una sola vez, podría decir: ‘Está bien, está bien’. Pero él dijo que no estaba calificado. Tenía mucha más experiencia que él y conseguí mucho más que él, pero ese fue su ataque contra mí».

Clinton continuó: «Creo que la gente necesita prestar atención porque, con suerte, queremos elegir a un presidente que intente unirnos, y no hacer la vista gorda o realmente recompensar el tipo de insulto, y comportamiento degradante que hemos visto en esta administración actual «.

Sanders y Warren aparecieron cogidos del brazo en una marcha para celebrar el Día de Martin Luther King Jr. el lunes, al parecer habiendo dejado atrás su controversia.

La campaña de Sanders declinó hacer comentarios en respuesta a los comentarios de Clinton.