Foto pixabay

Funcionarios de salud en el condado de Miami-Dade, Florida, confirmaron el sábado que al menos 18 personas que viven en el condado han contraído el virus del Nilo Occidental.


Las últimas cifras siguieron a los comentarios del jefe de control de mosquitos del condado la semana pasada de que el resurgimiento del virus puede estar dado por las fuertes lluvias que han aumentado la población de mosquitos, informó el Miami Herald. Más mosquitos han significado más picaduras de mosquitos, aumentando las probabilidades de infección.

La noticia llega cuando Florida ha experimentado un aumento en los nuevos casos de coronavirus. Tanto Miami-Dade como el condado de Broward informaron el sábado sus números más altos hasta el momento.

El condado estaba bajo una alerta de enfermedad transmitida por mosquitos. El departamento de salud informó que el virus del Nilo Occidental ha sido la principal causa de enfermedades transmitidas por mosquitos en los Estados Unidos. Los médicos han advertido que no había vacunas para prevenirlo ni medicamentos para tratarlo.

Los primeros dos casos de Miami-Dade del virus del Nilo Occidental en el brote actual se detectaron en mayo. El 11 de junio, los funcionarios de salud informaron dos casos más del virus; y el 25 de junio, se confirmó que 10 residentes más tenían el virus.


De acuerdo a la página del CDC la mayoría de las personas infectadas por el virus del Nilo Occidental (70-80 %) no presentan síntomas.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas que están infectadas presentarán fiebre junto con otros síntomas como dolor de cabeza, dolor en el cuerpo, dolor en las articulaciones, vómitos, diarrea o sarpullido. La mayoría de las personas con este tipo de enfermedad se recuperan completamente, sin embargo, la fatiga y la debilidad pueden durar semanas o meses.

Pocas personas presentan síntomas graves. Menos del 1 % de las personas infectadas presentarán enfermedad neurológica grave como la encefalitis o meningitis (inflamación del cerebro o tejidos que lo rodean).

  • Los síntomas de enfermedad neurológica pueden causar dolor de cabeza, fiebre alta, rigidez en el cuello, desorientación, temblores, convulsiones o parálisis.
  • La enfermedad grave puede ocurrir en personas de cualquier edad. Sin embargo, las personas mayores de 60 años corren el mayor riesgo de enfermarse gravemente. Las personas con ciertas afecciones, como cáncer, diabetes, hipertensión, enfermedad renal y las personas que han recibido trasplantes de órganos, también corren mayor riesgo de enfermarse gravemente.
  • Recuperarse de la enfermedad grave puede llevar varias semanas o meses. Algunos de los efectos neurológicos pueden ser permanentes.
  • Cerca del 10 % de las personas que presenten infección neurológica debido al virus del Nilo Occidental morirán.