Bajo las aguas del Golfo de México las autoridades de Florida han anunciado un hallazgo sin precedentes, se trata de una especie de cementerio de 7.000 años de antigüedad, Efe informa, que según dijeron el descubrimiento puede ayudar a “entender mejor” a los primeros habitantes de lo que actualmente es el territorio floridano.


Ken Detzner, secretario del estado de Florida, dijo en un comunicado que el sitio arqueológico que lleva por nombre Manasota Key Offshore (MKO) se localizó en la plataforma continental, aguas afuera de la costa oeste del estado, se sospecha que hace miles de años atrás era una poza de agua dulce, cuando el mar no cubría la zona.

En junio de 2016 se reportaron los primeros hallazgos en MKO, y desde ese entonces la Junta de Investigación Arqueológica (BAR) conformada por expertos empezaron unos trabajos que han permitido confirmar la existencia de un sitio prehistórico bajo el agua con unos 3.000 metros cuadrados de superficie.

Hace unos 7.000 años, ese lugar donde enterraban personas estuvo situado en una zona cercana donde hoy se erige la ciudad de Venice, en el periodo Arcaico Temprano.

Según Detzner, “el Departamento de Estado de Florida asume muy seriamente la responsabilidad de conservar, tratar respetuosamente y dar seguridad de este lugar único y especial”.


Los arqueólogos de BAR han hecho “un trabajo increíble de documentación e investigación” que puede ayudar a “conocer y entender mejor a los pueblos originarios”, comentó el secretario del estado del sol.

Asimismo informó que “por respeto a los individuos enterrados allí y a sus descendientes vivos”, está prohibido para los submarinistas y personas en general acceder al sitio, que es controlado por representantes de las fuerzas del orden, y está protegido por las leyes de Florida.

Por lo que se considera ilegal excavar, extraer materiales o restos humanos del lugar, así como destruir o cometer actos vandálicos.

El hecho de que el nivel del mar subiera, ayudó a que la poza quedara cubierta por las aguas del Golfo de México, pero, pese a ello, el cementerio se mantuvo intacto.

De acuerdo al Departamento de Estado de Florida, los lugares de enterramientos prehistóricos sumergidos son extremadamente raros y sólo en Israel y Dinamarca existen algunos.

(Con información de Diario de Cuba)