Annie Nápoles a la izquierda, Lauren Morales (víctima) a la derecha/Imágenes tomadas de redes sociales

Habla la amiga de Lauren Morales Fernández, la cubana de 22 años que fue asesinada en Moscú, Rusia, hace algunos días.


Annie Santiesteban Nápoles se desahogó hace algunas horas con un post en el grupo Cubanos en Moscú, la joven isleña se aprecia está visiblemente afectada por la muerte de su amiga y compañera de piso.

Según Nápoles escribió el post para aclarar algunas dudas, al parecer por comentarios que le han hecho llegar varias personas malintencionadas, Annie dijo que Lauren salió del apartamento el pasado 19 de mayo, «faltando una hora para el 20».

«Estuvimos en contacto casi toda la madrugada, no era la primera vez que se quedaba fuera de casa, por eso no me preocupé, pensando que era la clásica salida donde se divertía y luego dormía hasta tarde durante el día. Le escribí apenas me desperté porque no la vi en su cuarto y hacía una hora que se había desconectado por lo cual pensé recién dormía (se desconectó a las 5:00 pm)», escribió la amiga de la fallecida.

Captura de pantalla

Al día siguiente Annie tampoco tuvo noticias de su amiga y empezó a preocuparse, habló con otras amistades que tienen en común, ella volvió a escribirle varias veces a Lauren y no obtuvo respuesta, pero los mensajes aparecían como leídos.

«El día 22 el asesino de Lauren no me escribió solo a mi, escribió a varios de sus contactos pidiendo dinero. En ese momento nos activamos con la policía, en todo el tiempo que estuve conversando con el asesino de Lauren me encontraba en el comisariado de policía rusa. Todo lo que escribía era dictado por un mediador de la policía. Desgraciadamente en cuanto aparece Lauren ya estaba muerta, fue asesinada antes de que empezaran las conversaciones por chat, donde el asesino se manifestaba pidiendo dinero. Todo el tiempo hice lo que la policía me pidió hacer», explicó Nápoles.


La joven cubana pidió de favor respetasen su dolor y evitaran «los comentarios fuera de lugar que nada tienen que ver con lo sucedido».

Annie dijo estar en contacto con la familia de su amiga asesinada, y pidió nuevamente no difamar más sobre ella.

«Todos estamos muy dolidos por la muerte de Lauren, pero no puedo continuar y aceptar ofensas e insinuaciones que no tienen nada que ver con la realidad de los hechos. Les pido respetar mi privacidad y mi dolor. Estoy viviendo una situación fuera de lo real y aterrada de las amenazas e insinuaciones hacia mi persona. Hice todo lo que pude hacer. Hubiera querido hacer más pero nunca en la vida imaginé que una situación así podía tocarme directamente o en este caso a Lauren. Les pido solo respeto», concluyó.

Según la periodista rusa de RBC, Liubov Poryvaeva, los amigos de Morales lograron reunir 10 mil rublos, pero los secuestradores no aceptaron la suma.

Originalmente el asesino pidió una transferencia de 30 mil rublos, 420 dólares.

Lauren Morales Fernández ejercía la prostitución, de ahí que la encontraran muerta en la calle Kastanaevskoj, en el distrito del noroeste de Moscú.