Habaneros se quejan de la falta de agua, hasta 15 días de escasez en algunos barrios de la capital/Imagen tomada de redes sociales

Habaneros entrevistados vía telefónica por Radio Martí, aseguran que han pasado hasta 15 días sin suministro de agua potable en sus viviendas, otros residentes en la capital cubana indican el preciado líquido llega contaminado a sus casas.


En Los Sitios, Centro Habana, el problema es mucho más grave, explica la activista Jacqueline Heredia.

Según Heredia, hace casi tres meses se las arreglan para sobrevivir con la escasez de agua.

«Los vecinos han ido a quejarse a Aguas de La Habana, a Acueducto [pero solo les dicen] que van a ver, que hay problemas. Muchas veces nos pasamos 15 días sin agua, y tenemos que cargarla de algún lugar estatal para podernos bañar», contó.

Por una parte el régimen recomienda mantener una extrema higiene por la pandemia de Covid-19, pero las personas se preguntan cómo lo hacen sin agua.


La activista Ariana Mena, quien reside cerca la tienda La isla de Cuba, en La Habana Vieja, dijo que luego de dos semanas sin agua potable, el domingo llegó por un lapso de 6 horas.

Mena que asegura todos los años hay problemas con el suministro, dice que este año «la cosa está peor, porque ellos [el gobierno] están desviando el agua del pueblo para los hoteles. A la cara de nosotros pasan las pipas que van para los hoteles», agregó.

José Tomás Fernández, vecino del reparto Cerro, en el consejo Latino Americano, reveló que por esa zona estuvieron unos cinco días sin el servicio de agua potable.

«El delegado dijo que había contaminación y empezaron a traer pipas», detalló.

El opositor Roberto Pérez, quien vive en Diez de Octubre es otro de los municipios afectados, comenta que el agua potable llega a esa localidad, pero con mal olor, parece contaminada con aguas albañales.

Desde principios de mayo «el agua está viniendo negra, oscura, con peste, como si fuera de fosa», confesó.

Mientras, las autoridades hacen caso omiso a los reclamos de la población.