Habaneros prefieren a Biden y seguir sin hablar de política/Captura de pantalla y redes sociales

Una periodista independiente de CubaNet salió a las calles de La Habana recientemente para preguntar a los cubanos sobre democracia, y acerca de las elecciones en EEUU, que se llevan a cabo oficialmente este martes 3 de noviembre.


Como de costumbre la mayoría se negó a hablar de cuestiones políticas, los pocos que lo hicieron se mostraron satisfechos con el sistema electoral cubano, en el que diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular son los que eligen al «presidente». Solo uno de los entrevistados dijo que prefería votar directamente para elegir a un mandatario.

En su mayoría los entrevistados dijeron preferir que el demócrata Joe Biden llegue a la Casa Blanca, y que el presidente Donald Trump no salga reelecto.

Al menos los habaneros interrogados parecen querer seguir evadiendo la política por siempre, y se mostraron a disgusto con las sanciones que Trump ha impuesto al régimen.

«No me acuerdo del nombre, pero Trump no», expresó uno de los entrevistados, que dijo preferir a Biden por ser «amigable, humano y Trump no tiene ninguna de esas cualidades», puntualizó.


Otro isleño que tuvo el micrófono delante calificó de «reaccionario» a Trump, y sostuvo que simpatizaba más con el demócrata.

En días recientes cuando Washington dio a conocer que ya no se podría enviar remesas a Cuba, a través de las compañías asociadas a los militares cubanos, incluida Western Union, habaneros opinaron y una joven se mostró muy molesta con el anuncio de la administración de Donald Trump.

«Al presidente Trump le invito a que por un día, viva aquí en Cuba sin remesas familiares por la Western Union», sostuvo la habanera.

Otro cubano indicó que vivía de la remesa porque para el salario que pagan en la Isla no trabaja.

Mientras la oposición cubana se decanta por Donald Trump, y prefiere las sanciones y la mano dura con el régimen, porque ven esperanza en la posibilidad de que el pueblo se les una y se rebele contra el clan Castro-Díaz-Canel; una gran parte de la población parece querer vivir eternamente dependiente de las remesas, sin levantar la voz por un cambio político.

Joe Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris han prometido que de salir electos revertirían la política de Trump hacia Cuba, y el demócrata declaró al portal de noticias CiberCuba que «las limitaciones a las remesas solo perjudican a las familias cubanas».