farinas-COVER


El premio Sajarov y líder del Frente Antitotalitario Unido (FANTU), Guillermo Fariñas, se declaró hoy en huelga de hambre y de sed en una carta dirigida a Raúl Castro, la cual hizo pública en el blog de la organización a la que representa.

Fariñas señaló que mantendrá su acción reivindicativa hasta que el general «diga públicamente —y sus palabras sean publicadas en el oficial Granma—, que sus opositores no serán más torturados, golpeados, amenazados de muerte, no les serán incoadas causas espurias y no se les confiscarán sus propiedades personales».

En su mensaje, fechado este 20 de julio en Santa Clara, el activista explicó las razones de su decisión al gobernante, denunció hechos represivos y plasmó algunas consideraciones de la oposición al régimen.

Fariñas declara haber sido «torturado estando esposado por efectivos de la Brigada Especial del Ministerio del Interior en la provincia de Villa Clara» el pasado martes, cuando él y un grupo de militantes de FANTU se dirigían a una unidad de la PNR «para indagar» por José Rolando Casares Soto, «encausado falsamente en la provincia de Pinar del Río», y por el líder juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Carlos Amel Oliva Torres, quien se encuentra en huelga de hambre en Santiago de Cuba». A pesar de no haber incumplido ninguna ley establecida, él y sus compañeros fueron violentamente arrestados.

Dirigiéndose a Raúl Castro «y a los efectivos de la Brigada Especial del MININT» que le «torturaron estando indefenso» y le tildaron de mercenario, aclaró que para serlo «se deben cumplir dos condiciones». Una, «estar luchando fuera de su país de origen y, otra, «estar al servicio de una potencia extranjera».


En su declaración de huelga de hambre y sed, Guillermo Fariñas pidió a Raúl Castro que «designe a uno de sus vicepresidentes para que se reúna con una docena de prominentes líderes de la oposición política no violenta cubana, para viabilizar el cumplimiento de su promesa».

«Los hago a usted y a su Gobierno responsables de mi vida y de las vidas de todos los opositores no violentos cubanos a partir de este momento», añadió.

Guillermo Fariñas ha protagonizado numerosas huelgas de hambre. Entre el 24 de febrero y el 8 de julio de 2010 mantuvo una huelga de hambre como medida de protesta por la muerte, también a causa de una huelga de hambre, de Orlando Zapata, y para pedir la liberación de 26 presos políticos enfermos encarcelados. Ha sido hasta el momento la de mayor repercusión mediática internacional.