La superpoblación de la ciudad de Guantánamo, ha generado el surgimiento de más de 10 barrios periféricos, donde cientos de familias han sido reubicadas por planificación física.

El problema es que el departamento de planificación física y el gobierno de la localidad, no han tenido en cuenta las más mínimas normas de urbanización y de protección a la población, creando barrios sin sistemas de alcantarillado, sin agua y con viviendas en malas condiciones.