Gran protesta en Ciego de Ávila: niños de una comunidad rural no han podido tomar leche en días/Imagen de archivo

Protestas en una localidad rural en Ciego de Ávila este lunes, por la escasez de alimentos que se ha agudizado aún más en esa provincia, en medio del obligado confinamiento, informa Martí Noticias.


Según el activista José Carlos Fernández, uno de los manifestantes, la protesta fue protagonizada por residentes de El Ingenito, ubicado en la periferia de la provincia.

Fernández explicó que la gente está muy frustrada porque no se les permite entrar a la ciudad a buscar comida, por lo que se lanzaron a la calle, desesperados, incluso con niños.

Los menores de los barrios que han quedado aislados «no han tomado leche» en días, contó el activista.

Las personas «tienen hambre» porque las autoridades las tienen «bloqueadas», y no las dejan salir a comprar alimentos y otros productos que necesitan, añadió.


La respuesta de las autoridades fue «meterle miedo a la gente, a decirles que se los llevan presos», indicó.

Las personas se están viendo obligadas a entrar a la ciudad de madrugada, y la policía ha advertido que a quienes capturen en el acto, los multarán con 3.000 pesos por propagación de epidemias, reveló.

«A ellos si les llevan carne, cosas buenas… Vivimos a 50 metros y lo que nos da es el olor. A los barrios circundantes no nos llevan nada», comentó.

La manifestación en la que participaron muchísimos residentes de El Ingenito comenzó en horas de la mañana del lunes, al mediodía todavía estaban a media calle protestando alrededor de 30 personas, algunos con los niños en sus brazos.