El gobierno de Estados Unidos aumenta la lista de razones por la que pudiera terminar deportado según un grupo de medidas publicadas por USCIS y reportadas por El Nuevo Herald.


Las nuevas medidas están destinadas no solo a inmigrantes ilegales sino también a inmigrantes legales que podrían perder sus beneficios o personas que han quedado fuera de estatus regular en el país.

USCIS dijo en un comunicado que a partir de ahora sus funcionarios expedirán citatorios o notificaciones de comparecencia (Notice to Appear o NTA) ante un juez de inmigración en una una amplia gama de escenarios: evidencia de fraude, actividad criminal, o cuando a un solicitante se le deniega un beneficio de inmigración.

“Por demasiado tiempo, los oficiales de USCIS que descubren situaciones de actividad fraudulenta o criminal han estado limitados en su habilidad para asegurar que las leyes de inmigración de EE.UU sean ejecutadas fielmente», declaró el director de USCIS, L. Francis Cissna.

Los funcionarios de inmigración tendrán más facultades y estarán provistos de «las guías claras que necesitan y merecen para reforzar las prioridades de cumplimiento de ley establecidas por el presidente, manteniendo nuestras comunidades seguras y protegiendo la integridad del sistema de inmigración de aquellos que buscan abusar de él”.


La nueva medida permitirá a sus funcionarios referir con más facilidad casos a la Policía de Inmigración (ICE) o expedir avisos de comparecencia con la fecha de la audiencia del individuo ante el juez.

La administración Trump busca endurecer la inmigración legal e ilegal sin pasar por el Congreso de Estados Unidos.