El gobierno de Cuba regalo autos a 20 atletas y entrenadores cubanos considerados «destacados» según el sistema de méritos del gobierno.

Entre los seleccionados están varios titulares olímpicos y panamericanos, entre ellos los boxeadores medallistas de oro de Río 2016 Arlen López y Julio César de la Cruz y el luchador Ismael Borrero, quien ganó la primera presea dorada en esa cita. Además de sus méritos deportivos, los atletas fueron elegidos por ser “protagonistas de una conducta ejemplar”, según los reportes.

El gobierno no especifico la marca ni el año de los autos entregados a los atletas ni los méritos que le valieron para ser premiados.