El gobierno de Cuba anunció nuevas medidas para el «ordenamiento» de los boteros en La Habana según reporto Cubadebate.

Las autoridades propusieron a estos trabajadores del sector no estatal asociarse a un sistema de piqueras gestionado por una entidad estatal con la que deberán establecer relaciones contractuales.

“Este experimento consiste en ordenar los servicios públicos que hoy brindan los porteadores privados con medios automotores con capacidades entre 4 y 14 pasajeros”, informó Marta Oramas Rivero, viceministra del transporte.

Las piqueras crearan precios preestablecidos de cinco pesos de tramos hasta 8 kilómetros.


“El precio de la ruta total es la suma de estos segmentos. Este sistema de piqueras será operado por una entidad estatal y no por una cooperativa con la cual los porteadores privados que decidan participar en el experimento tienen que establecer relaciones contractuales”.

Los que integren este sistema tendrán acceso a un grupo de beneficios para los “boteros”, entre los que se encuentran la venta de combustible a precio diferenciado y la adquisición de partes y piezas en el mercado mayorista a partir de la disponibilidad existente.

“Cuando un porteador privado decida operar en una ruta, se le garantizará la exclusividad del servicio de él en ese recorrido y no cualquier podrá hacer uso de ella, sino solo los designados para trabajar en ella”, añadió la viceministra del transporte.

“Todos los vehículos van a estar señalizados con pegatinas sobre el itinerario y la piquera a la que pertenece. Entre tanto los que no deseen integrarse a esta experiencia también estarán identificados con una marca que diga taxi libre”, acotó.

El gobierno de Cuba busca controlar el sistema de taxis privado y regular los precios.