Al menos 251 acciones represivas durante el mes de marzo en Cuba, de las cuales 192 fueron detenciones arbitrarias, en medio de la propagación de la pandemia del Covid-19.


Según Yaxis Cires, asesor legal y político del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), la situación es lamentable y preocupante por la situación que se vive en la Isla y a nivel internacional, con el nuevo coronavirus, mientras el régimen sigue con su estrategia represiva.

«Una estrategia que durante el mes de marzo se ha basado en detenciones arbitrarias, que han aumentado con respecto al mes anterior», reveló.

La organización con sede en Madrid, España, documentó de igual manera una ola de citaciones a periodistas independientes y a activistas de derechos humanos.

«Principalmente citaciones a comunicadores sociales para amdrentarlos, para intimidarlos y no cuenten lo que se está viviendo en Cuba en estos momentos tan difíciles», añadió.


El OCDH explica que el Gobierno cubano podría escudarse en el coronavirus para limitar aún más la libertad de expresión, y otros derechos civiles.

«Creemos que van a intentar acallar cualquier voz que se salga del discurso oficial, y lo harán a sabiendas de que el mundo está preocupado por las diferentes crisis nacionales», explicó el asesor legal.

Las mujeres han sido el género más afectado por las detenciones arbitrarias durante el mes de marzo, en el país caribeño.