El gobernador de Florida, Rick Scott, firmó la ley que permitiría al Estado del Sol mantener el horario de verano durante todo el año.

Scott firmó el viernes 74 proyectos de ley, incluida la “Sunshine Protection Act” (Acta para la protección de la luz solar). La medida no tendrá efecto a menos que el Congreso de EEUU también cambie la ley federal.

Si el Congreso acepta, los residentes de la Florida no retrasarían sus relojes una hora en noviembre lo que significa aprovechar más la luz del día.