South Pointe Park en Miami Beach tras su reapertura- Foto de archivo

El gobernador Ron DeSantis celebró una conferencia de prensa el lunes por la mañana en un restaurante en San Petersburgo, momento en el que anunció que está usando sus poderes ejecutivos para rescindir todas las órdenes locales de COVID-19, con vigencia inmediata.

El gobernador también firmó un proyecto de ley que limita la capacidad de los gobiernos locales para cerrar negocios y escuelas durante una emergencia y dijo que el proyecto de ley estaba «basado en evidencias».

«Creo que las personas que dicen que necesitan vigilar a las personas en este momento; si dices eso, realmente estás diciendo que no crees en las vacunas», dijo DeSantis. «No crees en los datos, no crees en la ciencia. Adoptamos las vacunas. Hemos adoptado la ciencia al respecto».

DeSantis dijo que las multas relacionadas con COVID-19 se remitirán a personas y empresas, y dijo que la nueva ley no solo afectará a los gobiernos locales, sino que también permitirá que la Legislatura de Florida revoque la orden ejecutiva de un gobernador si se considera que infringe los derechos de una persona y libertades.