Elecciones en Georgia

En medio de acusaciones infundadas de fraude electoral por parte de los republicanos, el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, anunció que el estado realizará un recuento manual de la carrera presidencial, donde el presidente electo Joe Biden tiene actualmente una ventaja de 14.000 votos.


«Esto ayudará a generar confianza», dijo Raffensperger, rodeado por un grupo bipartidista de funcionarios electorales locales. «Será un trabajo pesado. Trabajaremos con los condados para lograr esto a tiempo para nuestra certificación estatal».

El recuento manual, que probablemente será menos preciso que un recuento automático y más costoso, debe completarse antes del viernes 20 de noviembre.

Trump y algunos miembros del partido han denunciado fraude en las elecciones.

«Sé que las emociones están muy altas, la política está involucrada en todo en este momento», dijo Raffensperger ante reclamos de que renunciara. «Pero soy el secretario de estado debidamente elegido. Uno de mis deberes consiste en ayudar a llevar a cabo las elecciones para todos los votantes de Georgia. He prestado ese juramento, cumpliré ese deber y seguiré la ley de Georgia».


Raffensperger también anunció que una serie de elecciones de segunda vuelta estatales y locales programadas inicialmente para el 1 de diciembre se trasladarían al 5 de enero para coincidir con la segunda vuelta del Senado. Cualquiera que sea el partido que gane esos escaños en el Senado controlará el Senado de los Estados Unidos.

Los demócratas y republicanos ya están invirtiendo millones de dólares en las contiendas. El martes, Biden dijo a los periodistas que él y la vicepresidenta electa Kamala Harris «harían cualquier cosa que ellos crean que podemos hacer para ayudar» a los demócratas a ganar sus carreras por el Senado en el estado.