“Representar a Cuba a nivel internacional sería una hazaña (…) Espero con ansias una llamada que confirme mi convocatoria, porque además quiero compartir conocimientos y aprender de mis compañeros y cuerpo técnico tanto a nivel humano como futbolístico”, confesó Carlos Vázquez, un joven cubano que juega con el conjunto juvenil del Atlético de Madrid.


El pasado mes de julio la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) informó que los futbolistas de origen cubano residentes en el exterior podrían jugar con su equipo; sin embargo como requisitos de índole política, no pueden haber abandonado alguna delegación deportiva oficial, ni haber representado a otro país en partidos internacionales.

Con este objetivo Cuba busca mejorar los resultados en este deporte, que goza de gran popularidad en la Mayor de las Antillas, entre las jóvenes generaciones.

Vázquez de 19 años, llegó a España con tres años de edad, y a los cinco comenzó en un club de la localidad en la que residía en Madrid.

El talentoso joven ha pasado por diversas selecciones, como el San Fernando, equipo con el que llamó la atención de importantes clubes españoles como Rayo Vallecano y el Getafe.


“Cuando jugué la Oviedo Cup me ofrecieron ir a probar al Manchester United, pero no me convencí porque estaba muy pequeño. También tuve opciones de ir al Valladolid, pero al final decidí jugar en el Atleti, y no me arrepiento”, añadió el isleño.

El atleta ya ha hablado sobre su posible convocatoria con el seleccionador de categorías inferiores cubano, Raúl González Triana, pero para materializarse esta posibilidad está pendiente toda una burocracia legal por parte de las autoridades cubanas.

El pasado año, el fútbol cubano ocupaba el lugar 180, en el ranking mundial de la FIFA, según CubaNet la posición más baja que ha tenido desde 1993.

(Con información de CubaNet)