Los funcionarios del condado de Monroe se reúnen con el Secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Tom Price, y el Gobernador Rick Scott, para discutir los esfuerzos de recuperación en los Cayos de Florida tras el paso del huracán Irma.

Una discusión abierta con Scott comenzó el lunes en la mañana en el Centro de Operaciones de Emergencia en Marathon. Asistieron periodistas, agentes de la ley locales y representantes de la Administración Federal de Administración de Emergencias.

Los cayos permanecen cerrados a cualquier persona que no sea residente. Para pasar el puesto de control en Florida City, al menos un ocupante en el vehículo debe mostrar prueba de residencia, ya sea con una identificación con foto o documentación que muestre residencia en los cayos.

Todo el condado de Monroe permanece bajo un toque de queda. En los cayos superiores hasta el marcador 47 de la milla, en el extremo norte del Puente de las Siete Millas, el toque de queda es de 10 p.m. hasta el amanecer. En los cayos inferiores y Key West, permanece desde el atardecer hasta el amanecer.


El puesto de control de la ciudad de Florida cierra a las 8 p.m. para asegurar que todos tengan suficiente tiempo para llegar a sus destinos antes del toque de queda.

La vocera del condado de Monroe, Cammy Clark, dijo que cualquier persona que se encuentre fuera de los horarios señalados está sujeta a ser arrestada.

El Departamento de Salud de Florida también está aconsejando a los residentes a hervir su agua hasta nuevo aviso.

Funcionarios de salud dijeron que el agua del pozo puede contener organismos que causan enfermedades y que no es segura para beber.

(Con información de Local 10 News)