Arresto de José Daniel Ferrer en el 2018- Foto de Archivo

Activistas citados por el Tribunal de Santiago de Cuba para comparecer en calidad de testigos en la primera audiencia del juicio contra José Daniel Ferrer, no fueron contactados por Gustavo Ortiz Concepción, abogado que el Gobierno de la Isla le asignó al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), para dar credibilidad a su montaje, informa CubaNet.


«Nunca nos citaron, no dimos declaración ni en Fiscalía ni en la Policía, fuimos citados y ya», explicó Ebert Hidalgo, quien poco después de recibir la papeleta fue detenido y trasladado a la estación policial, bajo amenazas de prisión, si su testimonio obstaculizaba el proceso contra el líder opositor.

Ayer martes Ebert Hidalgo presentó una queja ante la arbitrariedad, en la Fiscalía Militar y el Tribunal Municipal, asesorado por el Centro de Información Legal Cubalex.

La abogada Laritza Diversent dijo que el testigo ha sido intimidado por la Seguridad del Estado con el fin de evitar que ofrezca su testimonio a favor del preso político, y se trata de «abuso de autoridad y una forma de coacción, afectando el derecho a las garantías del debido proceso».

Ambas quejas fueron presentadas contra los agentes, y aunque Cubalex no cuenta con sus datos personales, porque los oficiales de la policía política usan pseudónimos, «es una constancia para informar a las autoridades de que él está siendo intimidado» explicó Diversent.


«Igual es una evidencia de que él solicitó protección, aunque sean los propios agentes del Estado quienes están ejerciendo este tipo de acciones», aclaró la abogada que lamenta la presidenta del Tribunal no le diera a Ebert Hidalgo acuse de recibo como constancia.

«Ya tenemos evidencia de que él realizó la acción legal necesaria y en caso que le suceda algo, Cubalex llevará su caso ante un organismo internacional», añadió.

Varios vecinos del reparto Altamira, además de Ebert y su hijo, fueron testigos de que quien supuestamente acusa a Ferrer, Sergio García salió de la sede de UNPACU en la mañana del 21 de septiembre de 2019, sin ninguna lesión.

Ebert fue quien habló por teléfono con la esposa de García, Maribel Cabreja, y ella le comunicó que la policía política estaba presionando a Sergio, para que acusara al líder de la UNPACU de haberle provocado las lesiones, que en realidad tuvieron lugar luego de que el hombre se accidentara en el tránsito.

Según Haydée Hidalgo, esas son las razones por las que ahora intimidan a su padre, ya que temen a su testimonio, ella sostiene no ha podido contactar ni con su padre ni con su hermano, después de que ambos fueron al Tribunal esta mañana.

Darien Columbié fue detenido cerca del Edificio 18 Plantas de Garzón cuando se dirigía al Tribunal, donde se lleva a cabo el juicio, comentóla activista Joanna Columbié, quien reside en Estados Unidos.

«Él dejó a su niña en la escuela y comenzamos a intercambiar mensajes. Me dijo que todo estaba lleno de boinas negras y agentes vestidos de civil, luego me escribió que se lo llevaban en un auto de patrulla», confesó Joanna.

Decenas de autos de patrulla se encontraban desde temprano en la escuela 26 de julio, muy cerca al Tribunal, la zona también estaba militarizada, dio a conocer una fuente, que prefirió no revelar su identidad por temor a represalias.

La hermana del preso político, Ana Belkis Ferrer García, dijo hace algunos minutos estaban sin noticias sobre lo que acontecía en «la farsa judicial castrista contra mi admirable y valiente hermano José Daniel Ferrer García y activistas de UNPACU Fernando González Vaillant, Roilan Zarraga Ferrer y José Pupo Chaveco».

De acuerdo a Ana Belkis Ferrer, continuaban sitiadas las viviendas de miembros de UNPACU y sus teléfonos sin servicio.