Más de 200 empresas hoteleras de todo el mundo se reunieron este lunes en La Habana, en el foro de negocios Sahic, para abordar las posibilidades de inversión del sector turístico en la región del Caribe, donde Cuba es uno de los destinos con más potencial de crecimiento en los próximos años, reporta EFE.


«La Isla ya alcanzó a principios de este mes el umbral de los dos millones de visitantes, lo que implica un crecimiento del 15% y una buena tendencia para el conjunto de 2017, cuando se espera superar el récord de cuatro millones», destacó en la inauguración del evento el viceministro de Turismo, Alexis Trujillo.

Ante los grupos hoteleros presentes en el evento, como Marriott, Hilton, Wyndham, IHG, Hyatt, JLL, Choice, Archipiélago o Ascend, el viceministro recordó que Cuba cuenta con una cartera de negocios para el capital extranjero, con 110 proyectos de «gestión hotelera, renovación de la planta habitacional e incrementar su número y estándar de calidad».

«Dicha cartera también está dirigida a diversificar el producto turístico, captar mercados de alto estándar y extender la rama extrahotelera hacia desarrollos inmobiliarios asociados a campos de golf, complementos de marina y parques temáticos con altas tecnologías», subrayó Trujillo.

El viceministro recordó que el Gobierno cubano está preparando las infraestructuras para desarrollar nuevos polos turísticos como la península Ramón de Antilla, en la provincia de Holguín; Cayo Cruz, en Camagüey; o Cayo Paredón Grande en Ciego de Ávila.


A principios de mayo, el Gobierno celebró en Holguín su Feria de Turismo, donde lanzó como productos turísticos la localidad de Gibara y la playa de Guardalavaca, para diversificar la oferta turística de la Isla más allá de La Habana y Varadero.

Arturo García, presidente de Sahic (Latin American Hotel and Tourism Investment Conferences), señaló que Cuba tiene potencial para convertirse en el segundo destino de Latinoamérica, solo después de México, con la llegada de 12 millones de visitantes.

También participó en la sesión inaugural del evento el presidente del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, en inglés), David Scowsill, quien aportó una panorámica del sector a nivel mundial, que creció el año pasado un 3,3%, con unos ingresos totales de 7,6 billones de dólares, lo que implica un 10% de la economía global.

En Cuba, los ingresos por turismo ascendieron a 9.000 millones de dólares, lo que supone también una contribución del 10% al Producto Interior Bruto de la Isla, donde genera medio millón de empleos, según apunta EFE.

El presidente de WTTC recordó que 2017 ha sido declarado por la ONU como el año internacional del turismo sostenible para el desarrollo, ya que fomenta el «desarrollo económico, el intercambio cultural, el mutuo entendimiento en un entorno pacífico».

(Cn información de Diario de Cuba)