Florida es uno de los estados estadounidenses de mayor porcentaje de compradores por Internet mientras se encuentran borrachos, revela una encuesta publicada por el diario The Hustle.

De acuerdo a la publicación, cada comprador reporta anualmente una pérdida superior a los 400 dólares tras adquirir productos online bajos los efectos del alcohol. Lo que se traduce en una ganancia de 48 mil millones para los comercios electrónicos.


Más de 2.000 adultos norteamericanos que consumen regularmente bebidas alcohólicas participaron en la encuesta.

Solamente los habitantes del Estado de Kentucky con un promedio de gastos de 742 dólares al año, superan a los floridanos que emplean entre 600 a 700 dólares comprando mientras están ebrios.

Detrás de los residentes del Estado del Sol, se encuentran los habitantes de California, Misisipi, Georgia y Virginia son otros de los territorios cuyas compras por internet, mientras están ebrios, rondan los 500 dólares anuales.

Según The Hustle, los compradores intoxicados adquieren ropa, zapatos, películas, juegos y artículos tecnológicos en los comercios en línea, la encuesta concluyó revelando que Amazon es el sitio preferido para comprar de las personas borrachas.