Nuevos datos que los Centros Nacionales para la Información Ambiental arrojan que la Florida se está convirtiendo en uno de los estados más calurosos de la nación, tanto así que en el inicio del 2017 se registraron las temperaturas más elevadas en la historia de la zona, reporta Miami New Times.


«Las temperaturas fueron muy superiores a la media en toda la región sureste. Estados Unidos entero está experimentando un auge de la temperatura este año, la temperatura diurna promedio, 54,6 grados, fue la tercera más alta registrada, y la temperatura media de la noche, 32.7 grados, fue la segunda más alta desde que las mediciones comenzaron en 1895.

Según el NCEI, el en Miami alzanzó una cifra récord en abril.

«Trece estaciones meteorológicas, incluyendo ocho en Florida, observaron su máxima temperatura máxima diaria registrada en abril».

Los días 29 y 30, se registraron en Tampa la temperatura máxima diaria más alta y la segunda más alta registrada en abril, alcanzando los 95 y 96 grados Farenheit, respectivamente.


La NCEI advirtió que las condiciones de sequía están empeorando en todo el estado, lo que ayuda a explicar por qué Florida se incendió en abril. El Palm Beach Post reportó el viernes que más de 100 incendios forestales aún arden en todo el estado. Las condiciones de sequía severa a extrema se extienden por la parte central del estado.

«Por el contrario, la sequía continuó intensificándose y expandiéndose en gran parte de la península de la Florida, con aproximadamente un tercio del estado clasificado en severa sequía a finales de mes», indicó el NCEI.