Una madre cubana desde EEUU clama por una visa humanitaria para su hija Elise Wilson, quien reside en Santa Clara, y tiene un retraso mental moderado, además de epilepsia, lo que no le da posibilidades de poder conducirse sola.

La mujer de 48 años que tiene una condición médica especial, desde el año 2014 fue reclamada bajo el programa Parole por su hermana Karina, quien reside en Tampa, ahora con su madre.

Tras el cierre parcial de la embajada de EEUU en La Habana, la situación se ha complicado; Telemundo 51 habló con la familia cubana, quienes están angustiados, y llevan años reclamando a Elise, quien se encuentra bajo los cuidados de una prima en Cuba.

Le llaman cariñosamente “La Niña”, su madre, Elsa Surí explica por qué “todo el mundo la ve como una niña. Tiene 48 años pero es “La Niña”.


Elise ha estado muy deprimida en las últimas semanas, su madre explica que es “dependiente para todo, para comer, para bañarse…ella sin mí, no hace nada”.

La hermana Karina, inmigró a Estados Unidos en el año 1999, su madre Elsa llegó al país hace cinco meses con una visa de inmigrante.

La familia explica que Elise se encuentra “en estado de negación total”, que no se quiere tomar las medicinas, y no quiere comer.

Según la hermana en 2016 se presentó a la embajada, pero su caso está pendiente por el programa de Parole paralizado, luego de los incidentes con los funcionarios estadounidenses en La Habana, aún no aclarados.

La abogada Claudia Canizares quien lleva el caso, dice que están solicitando una visa humanitaria, para que ella pueda llegar a EEUU.