Familia de José Daniel Ferrer denuncia no le permitieron visitar al líder opositor en la prisión de Aguadores (Imagen, captura de pantalla/redes sociales)

La médico cubana Nelva Ismaray Ortega, esposa del líder opositor José Daniel Ferrer se plantó el lunes con su bebé en brazos, y los otros dos hijos del disidente afuera de la Prisión de Aguadores para hacerle una visita, haciendo caso a la información que había publicado el diario oficialista Granma, sin embargo las autoridades no le permitieron ver a su esposo, informa Martí Noticias.

Las autoridades que le negaron el acceso, pusieron como pretexto que no correspondía la visita en esa fecha, y por otro lado que podía solo pasar uno de los familiares del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en este caso uno de los hijos adolescentes del preso político.


Carlos Amel Oliva, líder del Frente Juvenil de la UNPACU dijo a Radio Martí que «el régimen mintió diciendo que José Daniel tiene visitas periódicas. De acuerdo con la norma de esta prisión, a José Daniel le debería tocar visita ya, porque la última vez que le concedieron visita a la familia fue el 7 de noviembre».

Afuera de la prisión estuvieron durante toda la tarde del lunes, la esposa de Ferrer con su hijo de cinco meses de nacido en brazos, José Daniel Ferrer Cantillo, de 17 años, Fátima Ferrer Cantillo, de 15 años, también hijos del activista, y Ever Hidalgo, miembro de la UNPACU.

«Ellos han tratado de entablar en varias ocasiones conversación con las autoridades para que les permitan la visita, pero hasta ahora les han respondido con evasivas», contó Amel Oliva vía telefónica.

Según Nelva Ismaray, los oficiales le recordaron que tiene una restricción de un año para entrar a la prisión de Aguadores en Santiago de Cuba, y que la hija de Ferrer, Fátima por tener 15 años ser menor de edad, tampoco podía entrar.


Las autoridades le indicaron que en tres días podrían regresar, y sólo José Daniel de 17 años podría ver a su papá.

«Como todos somos familia, decidimos que entrabamos todos, o no había visita», apuntó Ortega, quien además dijo en otras ocasiones le han dicho que regresen a los tres días y le vuelven a negar la visita.

Ellos también tomaron la decisión de seguir insistiendo durante toda la tarde, y fueron amenazados «con represión», en especial por un capitán identificado como Jose, jefe de prisiones en la actualidad.

A las 7:00 pm fueron detenidos a la fuerza y llevados hacia la ciudad de Santiago de Cuba. A Nelva Ismaray, al bebé y a Fátima los trasladaron en un ómnibus, y a José Daniel junto al activista Hidalgo en una patrulla.