Falta de médicos de familia y enfermeras, las quejas de la población en La Habana/Imagen de archivo

En medio de la creciente exportación de profesionales de la salud cubanos hacia el exterior, la población en La Habana se queja por la falta de médicos de la familia y enfermeros en varias zonas de la capital, informa Diario de Cuba.

Las quejas salieron a relucir en la reunión del Consejo de Defensa Provincial (CDP), en el que su presidente Luis Antonio Torres Iríbar, hizo un llamado de atención sobre los criterios de vecinos de La Lisa, puntualmente del municipio Cerro y de San Agustín.


Mientras el régimen sigue insistiendo en que las misiones en el extranjero no afectan la calidad de la atención médica en Cuba, la cual según la propaganda estatal es de excelencia, cuestión desmentida por las denuncias constantes de la población.

En otro orden se encuentran distribuidos en 484 consultorios médicos y 76 policlínicos, 3.856 contactos aislados, que permanecen ingresados en sus hogares, de acuerdo a lo expuesto en la reunión del CDP.

En este encuentro se expusieron además un grupo de «deficiencias detectadas» en los polémicos centros de aislamiento, que han recibido disímiles críticas.

En la capital, explicó Torres Iríbar, quedan 14 controles de focos, algunos se están venciendo, producto del trabajo de los equipos básicos de salud y de los municipios, cuyo trabajo consiste en «controlar, en visitar, hacer labor de terreno en esos centros de aislamiento, que ahora son las viviendas, y saber si se está cumpliendo».


«Si se llega a una vivienda donde se está incumpliendo, hay que aplicar lo establecido por transmisión de epidemia», puntualizó.