Falleció en Ciego de Ávila debido al Covid-19, la hermana del científico cubano López Collazo, no había cama en el hospital para ella/Imágenes tomadas de las redes sociales

El científico cubano Eduardo López Collazo, quien ha estado liderando junto a un gran equipo de colegas, las investigaciones sobre el coronavirus en España, dio a conocer el pasado viernes que perdió a su hermana en la Isla, debido a la enfermedad y a negligencias del régimen, informa Diario de Cuba.

«Mi hermana falleció de COVID-19 en Morón, Ciego de Ávila, Cuba. No había una cama en terapia intensiva para ella, con una saturación de oxígeno de 60% me decían que no era criterio para ingresarla en el hospital», denunció López Collazo.


«Murió en un policlínico (una especie de Centro Médico). Es probable que esta sea la historia de muchas personas en Cuba ahora», agregó el investigador.

A través de su blog Viernes, el científico reveló que su hermana se había infectado hace unos 15 días atrás, supuestamente ya estaba inmunizada con uno de los candidatos vacunales cubanos, por lo que pensó el virus iba a ser leve.

«Ella estaba optimista, algo raro en ‘mi hermana’, incluso, hasta alegre. Todos los días me mandaba un mensaje diciéndome cómo estaba. ‘Tengo fiebre, 37,5’ me escribía, a lo que respondía, ‘no es fiebre, no temas'», indicó.

Sin embargo, el domingo dejó de escribirle, «el martes supe que llevaba un par de días en un banco del hospital con vómitos y diarreas, no había camas para ingresarla… se deshidrataba. ‘Nada que no se pueda resolver con varios sueros’, pensé», sostuvo López Collazo.


El miércoles supo que «su saturación era mala. ¡Sesenta porciento de saturación! Entonces ya me imaginé lo que iba a suceder», explicó.

«Moví tierra y mar para que se la llevaran a una UCI, toqué todas las puertas que pude y las que tenían mis amigos… pero no lo logré. Hablé con la médica que la atendía, ‘no cumple los criterios internacionales para entrar en cuidados intensivos’, me dijo, y seguro estoy que cruzaba los dedos sin que nadie la viera. Murió horas después de escucharme al teléfono, me dijo ‘mi hermano’ y algo más que quiero pensar fue un ‘te quiero», confesó.

Ciego de Ávila es la provincia con mayor mortalidad por Covid-19, así lo reflejan las estadísticas de los últimos días, aunque no es la de más cantidad de contagios se reportan muchas muertes asociadas al virus en esa localidad cubana. Varios avileños han denunciado la calamitosa situación en la que se encuentran con un sistema sanitario colapsado y sin medicamentos para los pacientes.