Ambulancia cubana/Imagen tomada de Radio Habana Cuba

Murió una cubana de más de 70 años en Santiago de Cuba, luego de horas esperando a una ambulancia que la trasladara al hospital, el pasado 26 de enero en horas tempranas de la noche.


Según explica el usuario Marcos Mauricio Heredia Mena, Isis Cedeño era vecina suya, residente en el apartamento 6H del edificio Turquino, emplazado en la avenida Garzón, entre San Miguel y Pedrera, del municipio cabecera de la provincia.

La señora padecía de enfisema pulmonar, y presentaba una cardiopatía, y sufrió esa noche un cuadro de insuficiencia respiratoria.

Su hijo Denis Sierra y quien hace la denuncia, Heredia Mena, salieron a la avenida para buscar transporte y trasladar a la enferma, la calle estaba «desolada», no había tránsito por las medidas restrictivas que ha impuesto el régimen por el Covid-19.

Captura de pantalla/Facebook

«Lo primero que transitó la avenida fue un taxi perteneciente a Cubataxi que evadió a los vecinos que buscaban detenerlo para que brindara el servicio de urgencias. Lo próximo en transitar fue un auto marca LADA de color verde oscuro perteneciente al Ministerio del Interior (MININT), en el cual se trasladaban un coronel de dicho Ministerio, el chofer y otro oficial; el vehículo se detuvo ante las llamadas de atención de los vecinos. Se le comunicó al coronel, la necesidad de de trasladar a la señora y el oficial responde que no se podía realizar el traslado debido a las medidas sanitarias implementadas para combatir la COVID-19 al decir y cito: «no estamos protegidos para hacer el traslado» y acto continuo tomó su teléfono celular para solicitar una ambulancia», reveló el joven en su denuncia en Facebook.


«Minutos más tarde llegó una patrulla de la PNR, la cual se situó en la acera del Coppelía, frente al edificio Turquino. Al no llegar la mencionada ambulancia al cabo de un buen tiempo», su hijo la pudo trasladar en un vehículo que no aclara finalmente como lo consiguió, sin embargo ya era muy tarde, la señora falleció.

Cuando la ambulancia llegó a las 8:58 pm solo vio a algunos vecinos, y a los policías apostados frente al edificio, detalla.

«Nunca esperé llegar a ver con mis propios ojos algo como esto; ver a un hijo perder a su madre, la cual cargaba en sus brazos y a la misma vez tanta impasibilidad. Descansa en Paz, Isis», expresó el denunciante, que al mismo tiempo se preguntó «cuán grave es la crisis de valores» en Cuba «para que alguien evada el servicio de urgencia médica (en el caso del taxista), y «qué tan estrictos son los protocolos sanitarios para que no puedan los agentes del orden y los oficiales del MININT brindar el servicio» de traslado por urgencia.