Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (Imagen tomada de El Independiente)

Exiliados cubanos en alerta luego de que el Congreso de España eligiera este martes a Pedro Sánchez al frente de un Gobierno de coalición entre socialistas y comunistas, informa Martí Noticias.


Según el diario El País, «Sánchez logró la investidura y formará el primer Gobierno de coalición de la democracia», con una mayoría simple en la segunda votación.

El exiliado Miguel Sales, presidente de la Unión Liberal Cubana, habló sobre la nunca antes vista entrada de defensores del castrismo en el Consejo de Ministros.

«Cuatro o cinco ministros castrochavistas del partido Unidas Podemos puede ser muy negativa porque van a beneficiar sin duda alguna a aquellos elementos como es el caso del gobierno de Cuba», explicó.

En el gabinete de Sánchez figuran políticos de extrema izquierda, uno de ellos el próximo ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien esta semana borró un tuit donde aseguraba que la Isla comunista era el único país del orbe con «modelo de consumo sostenible».


Por otro lado Sánchez se había comprometido a no pactar con partidos populistas, recordó Lázaro Meireles, coordinador del Movimiento de Acciones por la Democracia.

«El señor Sánchez dijo que no iba a pactar nunca con Podemos y ya hemos visto lo que ha sucedido. El comunismo no ha traído jamás nada bueno para la gente», sentenció Meireles.

En el mismo orden el presidente de la Fundación Hispano Cubana, Guillermo Gortázar, restó importancia a las consecuencias de un gobierno socio-comunista para las relaciones con la Isla.

«La política de Sánchez como antes la de (Mariano) Rajoy fue la de la condescendencia, la comprensión, de tal manera que no creo que haya un cambio sustancial», detalló.

El líder del partido comunista Podemos, Pablo Iglesias ocupará el puesto de vicepresidente de asuntos sociales. Martí Noticias recuerda que durante años este político español ha sido acusado de recibir fondos del narcorégimen de Venezuela.

De acuerdo a un artículo de opinión de Eulogio López para Hispanidad, «los comunistas entran en el Gobierno de España, tras 84 años» de lucha por el poder «a partir de ahora, quienes están en peligro son, por este orden: los católicos, el Rey, los medios informativos, los débiles, los propietarios y la excelencia».

«No olviden que el socialismo -no digamos nada el comunismo- es la generalización de la envidia. No lo duden: hubiera sido mejor convocar unas terceras elecciones», apuntó.