Los estudiantes de Marjory Stoneman Douglas High School, salieron de sus clases el miércoles en la mañana, para unirse a una protesta nacional y conmemorar el aniversario de un mes de la masacre en la escuela que causó la muerte de 17 personas e hirió a otras 17.


Pasaron por la valla de la escuela, ahora cubiertos con letreros que ofrecían mensajes de apoyo de todo el país, y recuerdos y flores que les quedaban a los compañeros caídos. Luego, los estudiantes de Parkland se reunieron en el campo de fútbol de la escuela, donde se les unieron cientos de residentes de esa localidad en busca de leyes de control de armas más estrictas.

Escenas similares tuvieron lugar en todo el sur de la Florida, cuando los estudiantes salieron de sus aulas a las 10 am de este miércoles para instar al Congreso a tomar medidas contra la violencia armada. Se unieron a jóvenes de más de 2,500 escuelas de todo Estados Unidos.

Los manifestantes piden la prohibición de las armas de asalto, la ampliación de las verificaciones de antecedentes a todas las ventas de armas, entre otras propuestas. También se oponen a cualquier legislación que “pretenda fortalecer nuestras escuelas con más armas”.

En más de una docena de escuelas y universidades en el sur de la Florida se planearon demostraciones, incluyendo Miami Dade College, iPrep Academy, Miami Country Day School y Alonzo y Tracy Mourning Senior High en Miami-Dade, así como Hollywood Central Elementary y Coral Springs High School en el condado de Broward, dio a conocer Empower, sitio web.


Según la web mencionada, se esperaba que las manifestaciones tomaran una variedad de formas en todo el país. Algunos estudiantes planearon dar la vuelta a la escuela cogidos de la mano mientras que otros planearon cantar canciones o leer los nombres de las personas muertas por la violencia armada.

Los distritos escolares de Miami-Dade y Broward enviaron cartas a los padres esta semana indicando que los administradores escolares permitirán que los estudiantes protesten pacíficamente. Las cartas se referían a las demostraciones planificadas como un “momento de enseñanza”.

Algunas escuelas de Miami-Dade también planearon actividades y lecciones para el 14 de marzo “para ayudar a los estudiantes a expresar su apoyo a Marjory Stoneman Douglas High School y aprender sobre los problemas”, dijo el superintendente Alberto Carvalho en la carta.

No todos los distritos escolares dan la bienvenida a las demostraciones. Los administradores en algunas partes del país han dicho que suspenderán a los estudiantes que participen.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles de Florida envió una carta a los superintendentes el lunes pidiéndoles que “acepten” las huelgas y las usen como un momento de enseñanza. La carta advirtió que los administradores escolares no pueden castigar a los estudiantes por ejercer sus derechos civiles.

La huelga nacional es la última de una serie de protestas planeadas a raíz del tiroteo de Florida el mes pasado.

Los estudiantes de Stoneman Douglas han organizado el 24 de marzo “March For Our Lives” en Washington, D.C., y otra marcha en Parkland en la misma fecha.

También se planea una manifestación nacional para el 20 de abril, el 19 aniversario del tiroteo en Columbine High School en Colorado.

(Con información de Miami Herald)