Un estudiante del Instituto Preuniversitario Vocacional Vladimir Ilich Lenin, de La Habana, propuso eliminar el servicio militar obligatorio durante uno de los análisis públicos de la nueva Constitución proyectada para Cuba, argumentando que pasar un año en el ejército afecta el rendimiento académico de quienes ingresan a las universidades, informó CubaNet.


Según la Agencia Cubana de Noticias (ACN), y otros medios oficialistas, Juan Carlos Espinosa, estudiante de preuniversitario solicitó exceptuar de servir como soldados a quienes obtengan becas universitarias y sugirió, en compensación, que se incrementen los plazos de servicio social.

La Carta Magna actual, que data de 1976, declara que “La defensa de la patria socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano”, sin embargo el proyecto de Constitución aprobado en julio de este año establece el deber de “prestar servicio militar y social de acuerdo con la ley”.

Otros estudiantes plantearon la posibilidad de mantener la llamada “previa”, un entrenamiento de cinco semanas, antes de comenzar estudios superiores.

En otro orden de asuntos, una joven estudiante que no fue identificada explicó que “no debe existir algún artículo que sea irrevocable, porque las leyes tienen que ajustarse a la sociedad y esta es de naturaleza cambiante”, en relación al artículo 3 del proyecto de ley, uno de los pasajes más discutidos por la oposición política, donde se declara que “El socialismo y el sistema político y social revolucionario son irrevocables”.


Aunque no se aclara si hablaba de un evento político o militar, la primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), Susely Morfa, quien estuvo presente en la reunión, comentó a los alumnos “la necesidad de estar preparados para cualquier situación que pueda generarse”, e hizo un llamado a confiar en la “Revolución”.

Un joven que acaba de comenzar a estudiar en la Universidad Central de Las Villas tras licenciarse en una unidad militar próxima a la ciudad de Santa Clara, alegó que “es un año perdido, una pausa en tu vida de estudiante”, haciendo alusión al servicio militar obligatorio.

“Algunas familias todavía creen que se aprende algo ahí, pero creo que la disciplina militar nada más enseña a obedecer”, agregó.