El gobierno de Estados Unidos ha decidido suspender por solo 45 días el título III de la ley Helms-Burton para someterlo a una revisión exhaustiva.


“Esta extensión nos permitirá llevar a cabo una revisión cuidadosa del derecho a actuar en virtud del Título III a la luz de los intereses nacionales de los Estados Unidos y los esfuerzos para acelerar la transición a la democracia en Cuba”,  dijo el Departamento de Estado en una nota de prensa.

El Título III de la Helms-Burton es la parte del embargo que permite a los estadounidenses presentar en cortes de Estados Unidos demandas por bienes confiscados en Cuba y prohíbe a empresas extranjeras negociar con estas propiedades confiscadas.

“Pedimos a la comunidad internacional que intensifique los esfuerzos para que el gobierno cubano rinda cuentas por los 60 años de represión de su pueblo. Alentamos a cualquier persona que haga negocios en Cuba a que reconsidere si está traficando con propiedades confiscadas e incitando a esta dictadura.” dijo la nota de prensa.

En la nota se pide a empresas extranjeras dejar de hacer negocios con Cuba.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba