Durante diciembre de 2017, la economía estadounidense generó 148.000 nuevos empleos, y por tercer mes consecutivo, la tasa de desempleo se mantuvo en 4,1%, reflejaron datos publicados por el Departamento de Trabajo en Estados Unidos.


La economía de EEUU fue capaz de crear un total de 2,1 millones de puestos de trabajo en 2017, frente a los 2,2 millones de empleos que se generaron en 2016.

El Departamento de Trabajo revisando los datos de los últimos meses, ha llegado a la conclusión de que la media de creación de empleo en el último trimestre del pasado año, fue de 204.000 nuevos puestos de trabajo al mes.

Las estadísticas también exponen una reducción de 926.000 desempleados en 2017, lo que ha permitido reducir en seis décimas la tasa de paro.

El pasado año se despidió con 6,6 millones de desempleados; de esa cifra el número de personas en paro por largo tiempo equivalía a 1,5 millones de personas, una baja interanual de 354.000 desempleados.


La tasa de participación laboral se mantuvo estable el pasado mes, en el 62,7%.

(Con información de Diario de las Américas)