Desde hace casi medio año, según el semanario estatal Escambray, en Sancti Spíritus “falta la sal liberada en las unidades del comercio minorista”, y en las tiendas recaudadoras de divisas.


En los pasados días, autoridades locales de esa provincia, informaron que en la localidad el desabastecimiento es perenne a causa de “problemas productivos en las industrias de Joa, Guantánamo, y El Real, en Nuevitas, con las cuales se abastece todo país”.

El director comercial en la Empresa Mayorista Provincial de Alimentos de Sancti Spíritus, Jorge Luis Domínguez Sánchez, por su parte arguyó que la escasez de sal que se registra en esa localidad desde octubre pasado está relacionada a “los problemas productivos”.

“En estos momentos solo se cumple con la distribución de sal para la cuota normada, en dependencia de los ciclos de entrega y la composición de los núcleos familiares, así como la venta dirigida a organismos priorizados: Salud, Educación, las industrias destinadas a la elaboración de alimentos y los centros de la Gastronomía”, detalló el funcionario.

El representante de la Empresa Nacional de la Sal en Sancti Spíritus, Eduan Hernández Sardiñas dijo a Escambray que se espera una mejoría en las entregas de sal para finales del primer trimestre de 2018, al estabilizarse la producción en las industrias salineras cubanas.


De acuerdo a Diario de Cuba, la prensa oficialista cubana no ha notificado recientemente de ningún problema en las empresas productoras de sal de la Mayor de las Antillas.

Las autoridades no han contabilizado, entre los cuantiosos daños, las afectaciones en las salinas cubanas, luego del paso del huracán Irma.

(Con información de Diario de Cuba)