El campeón cubano Erislandy Lara (25-2-2, 14 KO) afirma no suele ver las peleas pasadas de todos sus rivales, si acaso unos instantes y es suficiente.


“No suelo mirar videos de mis contrarios en los campamentos de entrenamiento.Un peleador puede lucir una cosa en el video, pero totalmente diferente en el ring. No me preocupa lo que él pueda traer. Vi algo de su pelea contra Trout cuando me preparaba para la mía contra Gausha, pero eso fue todo”, dice el boxeador cubano refiriéndose a Jarret Hurd (21-0, 15 KO), con quien peleará este sábado en Las Vegas.

Hace poco Lara se quejó de que no siempre sus oponentes se brindaban para ayudar a crear el mejor espectáculo en el cuadrilátero, pero dice que cuando vale la pena es capaz de sacar todas sus habilidades.

El estilo del guantanamero de 34 años suele despertar críticas en ciertos sectores que le piden a Lara un riesgo mayor, pero su capacidad para imponerse está fuera de toda duda, recoge El Nuevo Herald.

“Me lo he ganado todo en este deporte de la manera más dura. Me he enfrentado a los tipos más duros por poco dinero, por casi nada. En el fondo, creo que todos saben la clase de talento que soy y que merezco estar entre los mejores”, dijo el apodado una vez ‘The American Dream’, porque abandonó Cuba para luchar por sus sueños.

En una entrevista años atrás, Lara mencionaba: “viniendo literalmente de nada y de recibir mi primer par de zapatos a la edad de ocho años en un país comunista, a veces no te das cuenta de lo importante que es la oportunidad y la libertad hasta que lo has vivido”.


Según el diario miamense, el principio de la pelea de este sábado promete desde todos los ángulos, por los estilos tan diferentes de ambos boxeadores, y por ello con tendencia a “entrecruzarse en un perfecto encaje- entre el fogoso y fajador Hurd, y el metódico y técnicamente impecable Lara”.

“Él tiene que derrotarme para llegar a lo más alto de la división. Yo estoy aquí para impedir que eso suceda”, concluyó el cubano.

(Con información de El Nuevo Herald y AFP)